Seguidores

24 febrero, 2012

El paraiso de Huelva



Aunque lo parece, no es la selva tropical, donde espero estar dentro de unos dias, aunque me coman los mosquitos
para eso esta el Autan.

Este espacio se llaman Algaida, lugar por donde discurren los riachuelos que alimentan la Madre de las marismas almonteñas.




Muy cerquita de la aldea del Rocio, en dirección Matalascañas y nada mas pasar un pequeño puente,
que ha sido remodelado reciente mente para el paso del lince y ahora lo esta siendo, para el paso de humanos.
Pues pasando este, a la derecha nos encontramos la entrada al palacio del Acebron y al centro de avistamiento
de aves. Todo gratis de momento.





 Antes de comenzar el cómodo recorrido, sobre un camino de fuertes tablones, podemos entrar en una " Choza",
donde apreciaremos el habitad humano, en esta zona de la provincia de Huelva.
Los moradores de estas marismas, construían chozas de juncos, cañas y barro, que encalaban,
con suelo de tierra batida y en algunos casos, de lozas de barro, los mínimos.
La cama era un jergón de paja o borra, que debido a la humedad, era necesario, poner al sol.


Entre  los juncos, las aves, dueña y señoras de las lagunas adyacentes ,
se  alimentan.
Pueden ser observadas, si guardas silencio, no te pones los tacones que llevaba mi Espe y acudes al atardecer.
Las 12 del mediodia, magnifica hora para los domingueros, suele ser la hora del - sesteo- de la fauna voladora
y andadora. Hay que tener en cuenta que ellos, empiezan a funcionar al alba y a las 12, ya estan comidos y cansados.


 Seis kilómetros, coto adentro, llegaremos a otro aparcamiento y visitaremos el Palacio del Acebron
El interior no tiene mucho contenido, hace unos años, tenia mucha mas información, sobre la vida en la marisma.
Pero subiendo a la azotea, se tiene una esplendida vista del entorno.
Lo mas interesante, esta en sus jardines naturales, por que cuido, tiene poco.
Cuidado que merodean los jabalí y mosquitos.







El tio que estaba en el mirador de la azotea, tenia los mismos pelos que yo, osea ningún pelo de tonto.


Después de tanta caminata, lo mejor es acercarce de nuevo a la marisma y hay mismito, en la entrada del Rocio, esta La Choza.
Un restaurante que solo por sus vistas, merece tres estrellas de la MIchelin, por la comida, le daremos una y por el silencio de las horteras
que nos toco al lado, le damos el sol del veran0, para que les seque la garganta y hablen mas flojo.




  El bacalao, no es de la tierra, pero este que preparan con salsa verde, esta para mojar pan y así cumplí.




 Aqui descasan las cenizas de los rocieros que por siempre quisieron estar cerca de la Señora.

El lugar se encuentra entre dos restaurantes, cerca de un vertedero de botellas y no es adecuado.

Haber si estos del PP, que ahora gobiernan en Almonte, se rompen menos las vestiduras, por los gastos de los anteriores

y se pone de una vez, a la labor de trabajar .


La visita a la Señora, se realizo cuando la ermita estaba mas tranquila.

Quizás sea egoísmo y queremos tenerla para nosotros solos, o alejamiento del horterismodel personal visitante.


13 febrero, 2012

Polvo monumental


Desesperado, que estaba el bicho

09 febrero, 2012

Conductores italianos, la leche.

  Estos conductores italianos son la leche.  Rossi, etc.






                                               




04 febrero, 2012

Con dos cojones

video
  
 El gato no es mamón, ni na.

03 febrero, 2012

El Pecas- cantaor de Huelva



Hay gitanos serios y cantaores serios.
  Mi amigo El Pecas, reúne las dos virtudes.