Seguidores

14 enero, 2010

CARTA DE UNA PACIFISTA CANADIENSE







Carta de una pacifista canadiense


Una canadiense pacifista escribió a las autoridades de su país quejándose del trato que se da a los "insurgentes presos" (terroristas) detenidos en Afganistán.
Le contesta el ministro de Defensa en los siguientes términos:


Estimada ciudadana comprometida:
Gracias por su carta en la que expresa la preocupación por el trato que damos a los terroristas talibanes y de Al Qaeda en manos de las Fuerzas Armadas Canadienses. Se los transferimos al Gobierno de Afganistán que los mantiene presos en su sistema carcelario. Pero, en atención a las quejas que recibimos de ciudadanos comprometidos como usted, hemos creado un nuevo programa LARK  [iniciales en inglés para Responsabilidad Aceptada de los Liberales para con los Asesinos].
De acuerdo con ese programa, hemos decidido seleccionar un terrorista y colocarlo bajo la dependencia de la familia de usted. El próximo lunes tendrá usted en su casa a Alí Mohamed Amé Ben Mahmud (puede llamarlo simplemente Amé). Espero que puedan tratarlo amablemente tal como exigía usted en su carta de protesta. Lo más probable es que necesite usted contratar a algunos ayudantes para esa misión.
Cada semana nuestro departamento le va a hacer una visita de inspección para comprobar que se tienen en cuenta los principios de buen trato que exigía usted en su carta. Debo advertirle que Amé es un psicópata extremadamente violento, pero confiamos en que, con la sensibilidad que usted manifestaba en su carta, logrará superar ese inconveniente.
Seguramente tiene usted razón al describir esos problemas como meras diferencias culturales. Pero insistimos en que su huésped resulta extremadamente eficiente en el combate cuerpo a cuerpo y que puede matar con un lápiz o un cortaúñas. Le rogamos que no le pidan a Amé que demuestre esas habilidades en el grupo de yoga al que usted asiste.
Además, Amé es un experto en fabricar artefactos explosivos con productos caseros; así que tenga bien guardados esos productos a menos que en su opinión esa decisión pueda ofender a Amé.
El terrorista no querrá relacionarse con usted o con sus hijas (excepto sexualmente) puesto que él considera a las mujeres como meros objetos. Ese es un aspecto muy sensible, puesto que se le han observado tendencias violentas respecto a las mujeres que no cumplen con el atuendo prescrito en las costumbres islámicas. Así pues, confío en que a usted no le moleste llevar el burka; de ese modo contribuirá usted a respetar la cultura y las creencias que manifestaba en su carta.
Gracias otra vez por su preocupación. Estamos muy reconocidos a las personas como usted e informaremos a nuestros conciudadanos de su cooperación. Buena suerte y que Dios le bendiga.
Atentamente, Gordon O’Connor, ministro de Defensa.




       Por mi parte, sin comentarios. Tu puedes dejar lo que quieras.
 


7 comentarios:

alex dijo...

Contundente y directo el ministro canadiense. Mas alto si, pero mas claro imposible.

Besos

Tani dijo...

Bueno, con esto quiere decir que es correcto tratar a seres humanos como despojos? Ya sean terroristas, mandatarios corruptos o violadores, tienen derecho a un trato digno mínimo. De lo contrario se cae en la misma condición vil y violenta que se critica.
Además este tipo de "cartas" me parece que son tendenciosas al señalar a las afganos y a los musulmanes en general como peligrosos. Tambien los marines y el ejército de la coalición tiene su historial de barbarie y de eso nadie dice nada.


Bueno cielo, besillo para ti, que la rebelde de tu amiga ya se desahogó. Cuidate hermoso

Rockerito~ dijo...

orale que peligroso O.O

deberian matarlos a todos

S. dijo...

Está interesante...

Thornton dijo...

La diferencia entre los terroristas y los estados de derecho, debería reflejarse también en el trato carcelario. Si todo lo que se le ocurre al primer ministro canadiense es ironizar a costa de una pacifísta, que se dedique a otra cosa.
La fotografía, magnífica. Con tu permiso, me la guardo. Un saludo.

Tani dijo...

Cuidado, con estarnos poniendo a matar indeseables. No sabemos cuando los parámetros de lo que los occidentales consideran peligroso cambien

ANABEL dijo...

Hola Pedro
No quería dejar pasar ni un día más sin pasar por tu blog, a hacer una visita como Dios Manda. En cuanto a la entrada, me parece un chiste, bastante divertido... porque no creo yo que un ministro vaya a escribir cartas de ese tipo... de hecho dudo que escriban cartas.
Un saludo desde Badajoz, que no es tierra choquera, pero somos casi primos.
Saludos