Seguidores

23 enero, 2010

VERSALLES Y OTROS LUGARES


zapatitos de ceramica, reminiscencias de otras epocas.

l
la imponente reja exterior de Versalles, estaba recien doradita
la cubren de una pintura que lleva oro del bueno



Grandioso salon de baile, las ventas daban a los magnificos jardines, donde habitualmente se celebraban las fastuosas fiestas, este salon, solo era usado en caso de mal tiempo.
















estas vistas, eran para mi lo mas atractivo de la visita al Palacio de Versalles, lastima que hacia mucho frio, hasta el punto de estar condelada el agua de las fuentes. Solo permanecia descongelado el centro, supongo que por el roce y valenatmiento de los motores, los filos eran puro hielo.






el palacio en su interior tiene poco que ver, se realiza un recorrido forsozo, donde se ven las camaras del rey y otra de la reyna, por que estos dormian separados, como tiene que ser. asi los cuernos, eran menos dolorosos, ojos que no ven, cuernos que no se sienten.











 

Notredan, la catedral de Paris. ciertamente es una magnifica construccion, no se de que estilo, pero magnifica. En su interior lo mas destacado, son sus cristaleras.

Cerca del museo Ponpidu, el museo de artes modernas, se pueden ver pinturas callejeras de cierto valor artistico.          Hay esta una muestra.



 inmensas cristaleras de la Santa Capilla.


Los artesanos que trabajaron en la Santa Capilla, de alguna forma dejaron su recuerdo a las generaciones venideras , aqui el escudo de uno de ellos. 














Palacio de justicia
importantes medidas de seguridad.





















 

       Después de la cena, nos tocaba un paseo los Campos Eliseos. Al salir de la boca del metro, nos envolvió un mar de luz y de gente, no se de donde había salido, tanto turista.

   La iluminación, era de tremenda sencilla pero efectiva por su elegancia, los árboles sin hojas estaban envueltos en una suave multipuntual de color azul claro y de vez en cuando, unas pequeñas lágrimas correderas de luz blanca, caían hacia el suelo. Bonito, Tani, muy bonito.

     Los comercios principales estaban abiertos, a pesar de ser las 11 de la noche casi. Las casas de automóviles, tenían allí, un inmenso escaparte, donde mostrar lo mas lujoso de su colección, la de mas éxito era Ferrari. Claro que el éxito iba acompañado de la venta de artículos varios, llaveros, bolígrafos, etc.

  La mayor tienda de perfumenes y cosméticas que he visto se encontraba en esta avenida. Dicen y creo que es así, que el perfumen en Francia es  mas intenso, que los que se exportan a otros países y creo que es verdad, por que cuando te cruzas con una, madame por la calle, huele de lejos y con intensidad. Pues nada que había que entrar en este lugar oloroso y carísimo .Mil personas atentas para venderte y millones de perfumenes y artículos cosméticos. Bueno como soy andaluz, entenderán mi exageración. Lo cierto que alguna de las damas del otro lado del charco, que de vez encunado me leen , aquí disfrutarían como jabatas.

    Nos tocaba descansar, que el día y las emociones fueron fuertes.

   Por la mañana repuestos a medias, nos marchamos para la agencia Paris Vision, que nos llevaría a modo de excursión hacia el Palacio de Versalles. No aconsejo esta agencia, para nada. Contratamos tres servicios con ellos y mal. Pero es la que mas se anuncia y la que te encuentras en todos los hotesle. Investiguen que hay otras mejores, mas pequeñas y mas personales.

   La visita a Versalles, era con guía en castellano, que nos facilito el recorrido y de la que recibimos las suficientes explicaciones del lugar. Como esto de la monarquía no es lo mió, no me quede con los nombre de ningún personaje. Bueno si de uno que se apodaba SOL.Si me quede con la sensación de que aparentemente vivían con mucho lujo, pero con la espada de Damocles sobre sus cabezas.

     Los jardines del palacio eran impresionantes y en primavera o verano ya tienen que ser lo mas , con las fuentes funcionando.

   En la ciudad otra vez y por libre tocaba patear los barrios. Se coge un metro hacia un lugar al azahar y chas a descubrir como Colon. Nos bajamos en el Hotel de la Ville. Aclaración, a los edificios de cierto tamaño, le llaman hotel, no es lo que entendemos por hotel para pernoctar. Cuesta entender, pero es así. Caminamos y descubrimos nuevas calles, nuevas tiendas, miles de tiendas, ropa charrísima, una camisa no bajaba d e los 75 euros, de calidad media una buena estaba en los 150 euros. Me quede con las ganas de comprarme una. Mis vicios.

   Aprovechamos que estábamos cerca y visitamos La Santa Capilla, la entrada carilla como todo, pero merece ver las cristaleras de esta capilla, lo único que hay dentro y que se encuentra en el interior del Palacio de Justicia. Recuerdo la otra vez  que intentamos entrar las colas eran de 2 horas, esta vez, rapidísimo. Lógicamente, registro de bolsos, mochilas, detector, etc.

      No se pero este fue un día algo soso, como este escrito.

 

7 comentarios:

Teresa dijo...

Que bien lo debisteis de pasar, por las fotografías es todo muy hermoso, de dejar a una con la boca abierta, vaya, me alegro, algún día yo también me daré un paseo.

Un saludo Pedro.

Thornton dijo...

Te faltaron huevos para comprarte la camisa, mal, muy mal. Si luego no se come, no se come. Pero la camisa te la compras, y sin regatear. Un saludo.

Jose Antonio Bejarano dijo...

Nada de soso, entodo caso versallesco.
Hay que reconocer que Francia es Francia, y no sé... pero me da la impresión de que los franceses cuidan su patrimonio que ya quisieran otros que yo me sé...
Conozco Francia de paso y la verdad, me gusta.
Y ya digo, nada de sosa tu narración.
Muy descriptivo e instructivo.

Natacha dijo...

París me puede... amigo.
Es una ciudad especial. Sus espacios, su luz, su olor...
Gracias por compartir esas bonitas fotos.
Me quedo con Trocadero, un lugar donde puedes sentarte durante horas y jamás te aburres.
Un beso, cielo.
Natacha.

! Manolinvicio dijo...

Hola amigo, fantastico post.

Me gusta tu manera de abrirnos las puertas al mundo.

PD: No trabajo en una octica, jajajajaja. Espero que asi se vea mejor, gracias por la critica, si ves que aun asi, te cuesta, no dudes en volver a darme un toke de atencion.

Un saludito, estare por aqui...

Laura. M. dijo...

Pedro para visitar Versalles junio, los jardines son una maravilla de color y con qué mimo los cuidan,igualito que aquí. Anda que los reyes se lo tenian bien montao...
Pero como dice otro de tus lectores,Francia es Francia...
Y las tiendas menudo lujazo con mayordomo de chaqué para abrir la puerta... Vamos que si me dá por entrar en deportivas y la mochila al hombro, empujan la puerta para que no entre

Tani dijo...

Cariño, de soso nada París es una ciudad bellísima de todo a todo, gracias por los detalles, por los colores, las texturas, todo eso que sabes que me gusta.
Nunca te lo he dicho directamente pero eres un buen fotógrafo, eh! sacas imagenes muy lindas, cielo.
Te dejo montones de besos luminosos.