Seguidores

09 octubre, 2011

Las bicicletas son para la Octoberfets


bicicletas para el otoño


un volante, " pa volverse loco "



la fruta tenia muy buena imagen, pero el saboooooooooooooooooooooooooor

la catedral de Munich, parecía de merengue.
abajo a la derecha, como quedo, tras los bombardeos.
ampliar.


las floristerías aparecian a cada paso 

si no llueve, cada rincón es aprovechado para tomar el sol.
este es uno de los muchos patios interiores, con tremendo encanto.





fundas muy cuquis, para las gafas.





los nombrecitos se la traían, este es de los mas fáciles.




le propuse a mi Espe, la indumentaria.
 Cuando me puse las gafas y vi los precios, cambie de tema.  Estoooo.


y gente no había, no.



Nuestro primer día en la ciudad del BAYER DE MUNCHEN,tuvo que cambiar nuestro chic de españolitos de la Ribera. Un Porch por aquí, dos mil bicicletas por allí, todo verde, todo florido, todos rubios, hasta nosotros. ! Coño, donde me he metido !.
   Cuantisima gente en el centro, todo el mundo termina a las 5 del curro y como hace bueno, a pasear
que manda la tradición. Me cuentan que los alemanas, no usan la cocina de casa, para eso están tantos lugares
de comer, de tantos tipos diferentes y tambien atendidos. Tanto tanto, que por error casi nos metemos en uno de comida macrobiotica o tantrica, que me fui corriendo sin saber. Pero se veía bien, todos los comensales estaban esbeltos. Bueno delgadisimos.
  Nos dimos un paseo por el centro social de la ciudad, escuchábamos cantes y voces un poco elevada y eso denotaba que había birras de por medio. Efectivamente, acabamos en una plaza donde estaban instalados las cervecerías mas renombradas, aquellas que al dia siguiente, serian las protagonistas en la Octoberfets.

 os dejo, que me espera el puchero dominguero.




Bicicletas usadas






5 comentarios:

La Mary dijo...

Las alemanas si que saben y no yo que me paso la vida en la cocina.
Los trajes son mu monos!!!
Espero que el puchero estuviera buenisimo..., fuiste a la feria de la tapa???, ainnnnnns, que me entra la melancolia.
Un besito!

J o s e A n t o n i o B e j a r a n o dijo...

Cuando he visto las fotos de la bicis, me ha venido a mi imaginación -que ya es tener- Huelva así, llena de bicis, al igual que Estocolmo, Copenhagen, o cualquier ciudad del norte de Europa... con el clima que tenemos... pero vaya cultura lanuestra de derrochar lo que no tenemos.
Pero tengo derecho a soñar.

PEDROHUELVA dijo...

M. MAR.

el puchero, y su pringa, estaba de arte.
gracias.

J. ANTONIO.

Yo ademas de soñar, me indigno.

un abrazo

Carmen dijo...

El puchero sería macrobiótico, no?

el perez dijo...

jajaja.. habia gente sii ;D jejeje