Seguidores

12 noviembre, 2011

El azul cielo de Dresde- Alemania

una corona de laurel, fue nuestro premio por alcanzar Dresde.

el  cielo azul intenso, nos cobijaba, a nosotros y a la grandeza de sus edificios históricos.



ciertas sombras que asomaban por las cornisas, nos recordaban el inmenso abrazo de la Plaza del Vaticano.

Dresden, esta llena de vida, cualquier lugar, a cualquiera hora, ríos de turistas invaden, cual tropas de ocupación sus calles, que debieran estar solitarias, para apreciar su belleza.

 Los yanquis, que durante mucho, fueron huéspedes obligados, vuelven de nuevo, para sentarse en una calle,donde sobre tarimas enmoquetadas y luces rojas de navidad, comen hamburguesas gigantes y helados con bengalas y sombrillas.





Al otro lado del rió, hay otra ciudad, donde el silencio es norma.
Donde los foráneos somos menos y los locales nos miraban como preguntándose, ¿ estarán perdidos?

Donde degustamos en sus tranquilas terrazas, una magnifica cerveza y un mas que generoso plato de viandas.




El Sol intentaba colarse a través del duro bronce de las estatuas, como haciendo reblandecer la fuerza expresiva de estas imágenes.



por jardines y palacios abiertos y sin contenido, anduvimos
la mas de las veces aprisa, aquellos inmensos espacios solitarios, imponían la posible presencia de los espíritus que allí morarian.


el día habia sido largo, kilómetros de veloces autopistas y llegada a una ciudad desconocida.
 Todo un cumulo de estrés no planeado, a pesar de nuestro auto control, pero eso el auto, era el descontrol.

Mi Espe ya se apoyaba en cualquier chiquillo, que encontrara.


  HOLIDAY INN EXPRESS DRESDEN CYTI


Esta reparadora cama nos esperaba en el hotel, que gracias a Booking.com habíamos reservado, después de leer detenidamente, los útiles comentarios de los anteriores usuarios del servicio.

El Holiday, fue una acertada elección, céntrico, nuevo y como el concurso. de precio justo.

8 comentarios:

J o s e A n t o n i o dijo...

Bonito reportaje, además de muy poético, como "colándose el sol por entre la dureza del bronce de las estatuas".
Eso está bien, que sigas exponiendo tus fotos, a las que sólo les falta el sonido.
Un abrazo

Laura.M dijo...

Me gustán estas fotos a contraluz...
Bravo por esa corona de laurel...
Y otro bravo por ese sol queriendo atravesar la estatua!!
Tu Espe estaba ya la pobre cansaita de tanto trajín...y es que cuando salimos fuera nos pegamos buenas palizas.
Un beso.

La Mary dijo...

Que bonito Pedro, que bonitas fotos, hijo, que suerte tienes de poder descubrir todos esos rincones....
Un besazo!!!

El Naranjito dijo...

Quillo Pedro ¿Alemania es mu grande? ¿Cuando vuelves? ¿A que no te atreves a hecharle fotos a las teutonas con tu móvil nuevo? que no se entere tu Espe
Enga a pasarselo bien.

Katy dijo...

No conozco Drede, lo tengo apuntado para la próxima, y ahora que he visto tu reportaje estoy por hacer la maleta ya.
Me alegro del cielo azul:)
Un abrazo

PEDROHUELVA dijo...

J. Antonio.

Gracias amigo mio, la poesia la dejo para ti.

Laura.

Nos damos palizas, pero estamos mas ágiles, que en el sofá de casa.

M. Mar.

gracias tambien a ti,por mostrarnos a la guapa heredera.

Naranjito.

hombre no les llames TETONAS, que alunas estaban lisas.

Katy,

suerte que tienes si puedes marchar a ese idílico lugar.

Aprovecha, por que están en un mes, de actividades musicales continuas.

VENTANA DE FOTO dijo...

Parece ser que aquí ya habéis podido descansar y no como en la serie anterior que no pudisteis pegar ojo.

Me ha gustado mucho este recorrido.
Siento debilidad por visitar palacios y el que has mostrado tiene una preciosa arquitectura.

Un abrazo, amigos.

Paco dijo...

Maravillosas tomas Pedro.Desde luego llenas de luz y vida Dresde.
Un abrazo