Seguidores

07 diciembre, 2014

Estambul centro.



 Contar algo en Facebbok, resulta facil. Pones la foto dices algo personal o simplemente una tonteria y ya esta.
 Publicar en un blog, es mas complejo y laborioso, quizás sea el motivo de mi alejamiento.
Retomemos pues la labor y veremos por los comentarios si valió la pena.

Dicen que a la tercera va la vencida y casi no se cumple, un a suspencion por huelga de los controladores, otra suspencion por aumento abusivo de los billetes y esta ultima, era como 39 grados de fiebre el dia antes.

Con el buen precio de los billetes obtenidos con Turki Airlines, 147 euros, mas de la mitad del precio habitual, alla que nos presentamos en estambul en el aeropuerto de Ataturk, un tio que esta en todos los lugares.


  En teoria a la llegada nos esperaría un transfer, proporcionado por nuestro hotel, que nos llevaría gratuitamente hasta el mismo, esto es por alojare mas de 5 noches. Pues de transporte nada,después de esperar una hora, tomamos un taxi, previo acuerdo económico, 50 Liras . El taxista no tenia ni idea de donde estaba el hotel y ciertamente que este estaba escondido.







Tarde y cansados nos quedamos en la habitacion , prepara maletas, ropero, etc, etc.
Había que madrugar, por que en teoría mucho que ver.
Por la mañana desayuno incluido, completo un poco europeo otro turco y buenisimo cafe.

Estabamos en la zona de Sultahamet, osea en el centro, asi que andando nos dirigimos al primer monumento en orden de importancia y que parece que tendriamos colas, etc, etc. El personal es exagerado o todos fueron en verano. Entramos en el Palacio de Topkapi, esperando encontrarnos todo el esplendor de épocas pasadas.

El esplendor y solo a medias, se encontraba en la zona de la cocinas, donde una exposición de utensilios para el deleité paladil, nos mantuvo entretenido un poquillo. Mi Espe con audio guia, yo intentando leer el ingles, por que de castellano nada.


No se si fue mi estado anímico, no me encontraba al 100x100, o por que había demasiados grupos o por que en realidad, a pesar de pagar una suculenta entrada, el contenido era exiguo.
 Lo cierto que tanto mi Espe como yo salimos decepcionados.

Visitamos el Haren, que todos decían soberbio. Bueno pues muchas estancias estaban cerradas y lo mas soberbio fueron , los azulejos que muestro en las fotos de arriba.
 También cobran entrada, suculenta claro. Turkia no es barato.

 



En dos horas tenemos listo Topkapy. Destacar las vista desde algunas de sus terrazas, de la zona del cuerno de oro.
Dirección a Santa Sofia, que esta muy cerca. LA MÍTICA.
Otro canto en los dientes, andamios por un tubo, mas de la mitad del recinto y falta de iluminaron, como siempre lleno de turistas, algunos educados y otros , tu ya sabes.
Destacar algunas columnas de marmol, en peligro de caida, por el tremendo peso que soporta de la cupula y unos mosaicos, que se encuentran en la planta superior. Creo qué un poco de restauración le darían brillo y esplendor, pero.
 



En una hora teníamos visto la ilusion  de mi Espe, asi que como también estaba cerca, nos vamos para la Mezquita azul.
Creo que los musulmanes tienen claro, que este lugar es turístico mas que religioso, esta perfecta mente organizado para la entrada de turistas, te quitas los zapatos, lo metes en una bolsa al uso y para adentro, hasta vallita
de madera, de hay
no mas. En esta mezquita fue la única donde sentimos el perfume desagradable de pinreles turísticos.
Interesante arquitectura, magníficos azulejos .
Entrada gratis.


Era hora de almorzar, a cualquier hora se come en Estambul, siempre hay algo abierto. Nos tomamos nuestro primer Keback, en una especie de pequeña tasca, rodeados de paisanos y algún turista. nos ofrecieron unos pimientos pequeñitos, que su pu.......... eso , como picaban

 A las 5 de noche, la ciudad cambia, aparece los colores típicos de las mezquitas, los pedigüeños que no se ven de día, aparecen, aun asi la policía, los quita. En las aceras se montan un topmanta, donde se vende de todo, desde piezas de decoración, muy brillantes, pero brillantes, hasta pañuelos, guantes, slip, etc.

Para el hotel con desorientacion incluida, aunque nos permitio saber de nuestro entorno. Interesante. Otros dirían que tenebroso. Para mi interesante, es la vida del pueblo y es lo que busco en mis viajes.
 Aunque soy turista, procuro alejarme de ellos y de sus comportamientos.

3 comentarios:

Felix Casanova dijo...

Claro que merece la pena que te asomes a la ventana de tu blog y nos cuentes tus experiencias viajeriles. Otra más al zurrón, que se dice...
Aún no he estado en Turkia y lo tengo como asignatura pendiente, y por lo que cuentas hay alguna cosilla que otra mejorable. No obstante, hemos seguido con interés las fotos que colgabas en Fb, a mi me encantaron las de la Capadocia, un lugar mágico y milenario. Si esos "agujeros" hablaran...
Un abrazo

Laura. M dijo...

Siempre he oido que Estanbul es una maravilla. Puede que cuando vamos a un sitio que tanto hemos deseado y visto por fotos esperamos ver más de lo que tenemos ante nosotros.
Y a veces nos quedamos un poco desilusionados.
Puede que también fuera por que no estabas muy allá.
De las fotos que nos dejas me quedo con dos últimas.

Bueno de momento has quitado las telarañas que tenías paquí ;))

A seguir recuperandote!!
Besos.

PEDROHUELVA dijo...

Mis amigos incondicionales siempre estan hay, Laura y Felix. Esto motiva para seguir en la brecha, que no sea en la frente por favor.
Ciertamente Laura, yo no estaba muy alla. Tambien es cierto que despues de visitar El Cairo y Marruecos, tu vision del mundo arabe se vuelve critica y exigente.
Por supuesto Felix, que hay que visitar Turkia, pero sobre todo, hay que descubrirla y alejarse de los estereotipos de los documentales al uso.
Un abrazo a los dos, gracias por la visita.