Seguidores

20 octubre, 2009

CAMINO DE MARRAKECH

la vida pasa en cualquier rincon de la medina
entrada del Palais de la Medina, en Fes las puertas nunca muestran la opulencia del interior
mi primer cervecita en Morocco, se llama Casablanca es nacional y flojita de todo ami me gusta la Agila especial.
dentro del Palacio de la medina se puede comer un menu muy aceptable y presenciar un tipico espectaculo para turistas.
la decoracion del salon es como todos los interiores de Fes espectacularmente decorados, con un trabajo artesanal de suma importancia nos pusieron en la ultima mesa y delante todo el frente de juventudes eso si los puretas se lo pasaron pipa.
realizaron un amago de boda y unas señoras del publico acudieron raudas al juego amoroso un poquito madura para el matrimonio, bueno ella ponia empeño
el patio central del Riad El Wiam en Marrakech si esta fuente, flores y musica ambiental, no te hacen soñar apaga y vamonos.
la bienvenida en el riad, como en todo el pais se le da a los viajeros con te y dulces que riquisimos que estaban, me los zampe todos.
en La Plaza, los filibusteros, vendian sus posimas y remedios este prometia curar la impotencia a los varones lo cierto es que estuve un rato atento por si surje la necesidad volver.
los tenderetes de frutos secos, mejor dicho sequisimos llevan dias espuestos, dia y noche, con sol o lluvia tu me diras , quien se los come eso si el colorido es magnifico
los musicos improvisados de La Plaza, tocaban dos golpes de pandereta, veian a un guiri, a mi por ejemplo, tiro la fotito con flhas y le falta tiempo a l de la derecha, para exigir el impuesto revolucionario ¡ Te quie i ya, que soy de Huelva, quillo!
los puestos, exponian su mercancia pero no de un dia sino de muchos. muy bonito, muy tipico, pero una bonba de gastroenteritis. me recuerdan a los que se ponen vendiendo pescado durante las ferias de los pueblos de Huelva la diferencia es que aqui el genero, suele estar menos caduco
a esto le llaman brocheta. no te parece mucho nombre, pa tan poca carne quema
los puestos se llenaban, se vaciaban el trajin era costante
una atraccion, la pesca de la botella de coca cola o fanta con una caña y un lacito, a pescar botellas
viendo esta imagen, es normal que La Plaza, cautive ---------------------------------------------- -------------------------------------------------

De Fes, queda mucho por contar, dos días bien acompañado, dan para ver mucho. Pero es hora de marchar hacia Marrakech. Nos despedimos esa noche de esta vieja medina de Fes, con una cena espectáculo, en un local llamado El Palacio de la Media, que estaba escasamente a 100 metros de nuestro dar. La amiga Milouda, hizo intensas gestiones, hasta que nos consiguió sitio. Normalmente lo tiene todo reservado a los grupos. Mereció la pena los esfuerzo y el importe, fue mi primera cervecita en el país. La cena muy aceptable y el espectáculo muy para turistas, es normal. Pero tenían una orquesta andalusí, que es la música que mas me gusta de Morocco y eran bastante buenos. Al final se realizo una seudo boda, con algunas de las invitadas, una de ellas, metidita en años, muy metida diría y en carnes también participo y claro parte del rito, consiste en elevar a la novia, en esos templetes que os he enseñado y la pobre mujer casi no va al co......, perdón, pero es la palabra idónea.

Ha eso de las 9 estábamos en la estación , con traslado en un peti taxi, con la compañía de una pasajera previa, las maletas en la baca, sin amarre y dos euritos de costo, shucran, shucran y pa dentro de la estación, faltaba hora y treinta para el embarque.

Montamos en el expreso, (de media noche diría yo ) y nos colocamos rápidamente en uno de los primeros vagones que nos encontramos, la imagen era algo deprimente y sucio que no te cuento. Alcahueteo un poco por el lugar y descubro otros vagones algo mas limpio y con compartimentos para 8. Con tan buena suerte que nos colocamos junto con una pareja encantadora Cristina y su novio, de Huelva y que ya habíamos coincidido en el aeropuerto.
Pasamos un rato muy agradable de charla, lastima ellos se quedaban a escasos 30 minutos.

A nosotros a un nos quedaba 6 horas mas hasta el destino. Nos acompaño en el viaje, dos altos mandos del ejercito, que evito creo, que se llenara el departamento, la gente se asomaba y zumbaba a otro lado. De los dos el de mayor rango, no se que cargo pero, de coronel par arriba, llevaba dos móviles y dio un coñazo total, cada 10 minutos sonaba uno u otro.

Llegamos a Marrakech, molidos. Regateo con el peti taxi, que pedía 100 dirjan por el traslado al riad y yo que 50 o a dios, al final quedo en 60 dirjan unos 5 euros y algo. Mucho mas barato que en mi tierra, pero hay que regatear es la norma del país y a mi me va la marcha. El taxista decía que sabia donde era, mentira, pregunto varias veces. Cuando nos dejo en una pequeña plazoleta, nos indico para la derecha y ya estábamos en el riad. Al ver mi cara de desconfiado, me dice en ingles-francés, los 100 dirjan y te llevo, asentí le endose mi maletita graciosa, esa que se dobla si corres mas de la cuenta, la dirección la tiene desalineada y andando para el riad, por que los coches a partir de la una, no pueden circular por la medina. Los coches no, pero las motocicletas, n i te cuento. Era en dirección contraria a la indicada y llegamos con la ayuda de un señor. Siempre hay alguien que te ayuda, lógicamente esperan algo a cambio, dinero.
Le suelto los 100 dirjan al taxista y para que vea que los de Huelva, somos generoso hago patria y le doy 5 euros mas de propina, el tío saltaba de alegría y me miro como diciendo, no es mamón este ni na, me regatea 3 euros y me da 5 de propi. Ya he dicho que me va la marcha.
El riad, cogido por Internet con Bookin.con, es aun mas alucinante que el de Fes, que suerte hemos tenido. Nos recibe una señora bajita, hablándonos en un castellano muy bien pronunciado y bajito y suave. Que encanto de mujer, que encanto de lugar, que pedazo de habitación, que pedazo de patio, que te mas rico nos puso y que pastas. Vamos que yo me quedaba a vivir allí. lastima que me ha cogido mayor, en este viaje, por que con ese palacio, esa fuente con flores, esa música suavecita, ese pedazo de cama de 2,50 por 2,50, con sabanas de satén. Me coge mas joven y me visto de maharajá, que me encanta el disfraz y la Mil y Una Noche, se queda chica a mi lado. Pero la viagra marroqui que vendían en las herboristerías no funciona y me tuve que seguir comportando como los europeos. Fue bueno soñar un ratito.

Corriendo que oscurece nos vamos para la Plaza. El lugar se llama Djemma el-Fna, pero los del lugar la conocen como La Plaza y así me referiré, que lo otro es complicado de cojones. Desde nuestro palacio, ejen, a la plaza, se circula por un callejón con el mayor numero de personas que yo he visto por metro cuadrado, parecía una bullita de Sevilla en Semana Santa y además motocicletas, bicicletas y carros con burros, hasta una calesa entro por el lugar. No hay acerado ni nada todo es para todos, me di cuenta que por esta callejuela de no mas de 4 metros en algunos espacios, el personal autóctono andaba por uno u otro lado, según fuera la hora del día y donde fueres hicieres lo que vieres , me lo aplique y fui mas relajado. Llegamos al destino ya de noche y toda la plaza era una inmensa humareda, mezcla de olores, luces y sonido de música y griterío. Sobre este lugar han escrito mucho largo y bien, magníficos poetas y narradores. Así pues dejare que tú la visites y te hagas tu composición. La mía es muy personal y de momento la guardo. Si te diré que cenamos, entre comillas, en el puesto 22, recomendado por otra viajera en los foros , comimos mal, y nos la clavaron, como es habitual a los guiris. Pero bahía que hacerlo es el rito. Mañana será otro día.

2 comentarios:

Tani dijo...

Adorado Pedrito, nos has juzgado mal a las damas y a mi. Tu sabes que hablar de trapos no es lo mío, a veces se me da, y me gusta, como no! Pero en esta ocasión el tema era el cambio de clima repentido y el choque que siente una caribeña como yo con esas temperaturas. SI acaso el tema de la ropa venía por lo del disfraz, que para mi poinerme tanto trapo encima es poco común.

Sin embargo, quedo de lo más complacida con la estupenda descripción que has hecho del cambio de clima a lo largo del día y como te fuiste adaptado en actitud y atuendo. Señor, es usted un experto.

Y lo dicho, que no se haga costumbre, pero que no sea la última vez, vale?

UN abrazo grandote, hermoso mío.

Tani dijo...

Ah, Pedrito, me olvidaba darte mis impresiones de la última entrada.

MIra me gusta el tema d ela comida del lugar, que lástima que es poco confiable engullir esos alimentos expuestos tantos días, y con tantas moscas revoloteando, ya me imagino que es poco apetecible.

La cerveza local tiene buena pinta. Has de saber que a mi me encanta la cerveza, mientas más oscura y espesa es mejor para mí, pero a esa cerveza clarita que nos muestras claro que le habría hecho los honores.

El espectáculo para turistas seguro e sun deleite, pese a ser algo muy comercial siempre son shows entretenidos y así como fue este de interactivo más. Ya me imagino como has criticado a las "chicas" casaderas, seguro te has reido mucho.

peor mi foto favorita, creo que de todas (bueno, no estoy segura porque muchas me han gustado) es la primera. Pufff! Preciosa.

Un abrazo