Seguidores

29 abril, 2012

Saturacion de colores. Antigua, Guatemala


Las alfombras en Antigua, durante la Semana Santa, no es una competición. Mas bien es un acto social
donde cada familia, empresa o grupo, colaboran para el engrandecimiento de su celebración.

El piso de las calles, es bastante irregular y dímelo a mi que me las patee a conciencia.

Para su nivelación se suele usar arena o serrín sin colorar, una vez nivelado, se realiza un fondo de color, con el serrín
previamente teñido y posteriormente y usando plantillas de cartón o madera, se realizan los dibujos.

Hemos visto como un grupo de 20 personas, han tardado desde las 12 de la noche, hasta las 6 de la madrugada, para
la confesión de una alfombra.



El serrín, es permanente mente regado, para evitar que vuele con el viento.



El Jueves Santo, salen dos cofradías en la tarde y ambas son Nazarenos, el Viernes, le tocan a los cristos yacentes.

Se conservan varias iglesias y conventos, que fueron parcialmente destruido por los terremotos.

La plástica de un Nazareno, con el fondo de las ruinas, no puede ser mas cautivador.



La saturacion de colores, es determinante en la arquitectura colonial.




Tambores destemplados, trompetas y hasta flautas Mayas, abren el cortejo procesional.

Las plumas de avestruz, tienen que estar caras y se recurre a los cepillos de barrer.

O primero se invento el penacho y después los cepillos.



Las cofradías no llevan nazarenos, como los conocemos en España, no llevan velas. Algunos a lo sumo, portan una especie de lanza.

 Todos los participantes, son cargadores del trono.

Sobre una larga pértiga, se muestra bien visible, un numero, que indica el grupo que esta portando las andas.
En determinados lugares se producen los cambios, sin tan siquiera parar el cortejo.

De noche hemos vistos estos carteles, incluso con iluminación propia de led.



Estos son los participantes en el cortejo y cargadores. Como ven no usan capirote, aunque parecen desordenados, no es cierto
mantienen unas fila, que impiden que se cruce por medio, como ocurre aquí.

Como los recorridos suelen ser bastante largos, ejemplo, salida a las 12 pm y recogida a las  2 am.
 Se verán algunos cofrades, apartados del cortejo, sentados en los parques solos o con su familia, comiendo y reponiendo fuerzas.



Pensaba que no encontraría tallas de calidad, pero estaba totalmente equivocado.

Los titulares suelen ser de magnifica factura y ademas antiquísima, algunas del XVII.

Cuesta mantener la mirada de este Cristo.



La forma de portar los pasos, lógicamente, heredada de los españoles. Me recuerda a la de Málaga.

Grandisimos tronos, aquí sin varales exteriores.

 Este no es de los mas grandes.



 Como en todas las Semanas Santas, no podían faltar los globos para la chiquilleria.

 En esta ocasión eran pelotas de plástico, a las que habían pintado rayas con pintura normal. Se notaban los brochazos.

4 comentarios:

joseAntonio Bejarano dijo...

No cabe duda de que la herencia llevada al Nuevo Mundo permanece, incluso incrementada y enriquecida.
No me cabe duda de que la religión que llevaron los descubridores y conquistadores enraizó con mucha fuerza.

Como siempre muy buen reportaje. Fotográfico...

PEDROHUELVA dijo...

Amigo Jose Antonio.

gracias por tu comentarios

Laura.M dijo...

Y yo no pensaba encontrarme este buen reportaje de estas procesiones Pedro...Ese Cristo es una belleza.
Me he llevado una agradable sorpresa.

Conozco aquí a gente de Perú y de Bolovia, son muy religiosos viven la religión con más fé que nosotros...y eso que se la enseñamos.
Un beso y hasta la próxima.

PEDROHUELVA dijo...

Amiga Laura.

Recuperate, que El Rocio, te espera.

un beso