Seguidores

21 enero, 2013

Domingo en Antigua-Guatemala


Mi primer Domingo solitario en la Ciudad de Antigua, me llevo atraves de la ruta religiosa o del peregrino como indican los azulejos, oportunamente colocados en el recorrido.

 Me encontré en esta larga caminata con  mirillas  a la vieja usanza, aquellas de la época de Gongora y Quevedo.


 Uno de los motivos de mi vuelta, caminaba delante de mi .
 Un patojo, como dicen aca, cargado de periódicos, con cara de pillo y zapatos comidos, cuando los tienes, que se movía en busca de un sustento .

Asi puede ser Antigua-Guatemala. Encontraras los hoteles mas exclusivos junto a limpiabotas infantiles



Mujeres indígenas, vendiendo comida callejera.
  Es la imagen habitual y necesaria, este pueblo no tiene ese relax soporífero que nos vendían las películas de los gringos.
Aqui se trabaja y duro. Ello conlleva que la comida puede ser un barato tentempié.



Junto a aquellas mirillas  estos llamadores. A diferentes alturas. según el que se hiciese sonar, indicaba a sus moradores, la procedencia de la visita
Los temblores de antaño, provocaron las ruinas que ahora admiramos.
En la España mojigata en la que vivimos, seria imposible  su visita. Quizás lo hiciese el político de turno, con casco de obra impecable, pregonando sus virtudes hacia la sociedad, subvencionando una consolidación .

 Aquí el gobierno español, también colabora en la recontruccion , pero entre tanto, todo es visitable. Yo por si , miro para arriba.


La plaza-aparcamiento frente a la iglesia de San Francisco. Los Domingos se llenan de puestos de comidas y artesania, esperando unos la salidas de los fieles que allí comen y otros a los turistas que compren .
 Cumpli el rito del turista y por necesidad adquirí una mochila, que dicen unixes, de fabricación indígena.


Cuando se anduve lo suficiente, merecía el oportuno descanso, así que me tome dos de estas, muy fresquita en un lugar también aireado, con los volcanes de telón y con la compañía de los jóvenes domingueros de la zona, que armaban tremendo escándalo.


Tambien me hinque, este plato de mero y acompañamiento en Hugo Ceviche.
 De los pocos lugares donde se puede comer pescado.
Total con bebida 150 quesales ( 15 euros ) , servicio incluido, que aqui es habitual .
 Muy caro para la economía local, pero un Domingo es un Domingo.


Mientras escribo esto , las 19,20 horas guatemalteca , las 2,20 hora española, suena de vez en cuando
algunas tracas que vienen del volcán del Fuego, que esta activo.
 Esperemos que la cosa quede hay. Yo visite Hermano Pedro , para pedir protección.

 El arbol al que visitan tantos guatemaltecos y del que recogen sus frutos, dicen que fue sembrado por el cuando tenia 30 años, ya han pasado cuatro siglos y sigue en pie.


  Esta es la capilla del Calvario, casi saliendo de Antigua.

 Muy cerquita una cariñosa familia, me ha recogido en su casa y me abre todas las puertas para mi libre uso . No puedo pedir mas
he venido a ayudar y hasta ahora a mi me ayudan mas. 

4 comentarios:

Laura. M dijo...

Que poquito necesita esta gente para vivir y son más felices que nosotros con todo lo que tenemos...
Las fotos una delicia para la vista de color y luz. El llamador es una reliquia Pedro.
Me alegro que te vaya bien.
Un beso.


Naranjito dijo...

Peaso mirilla, y nonotros con una agüjerito chiquitito en las puertas.
Sigue asi que un servidor presume de viajes desde mi sofá.
Un abrazo.

J o s e A n t o n i o dijo...

Buen reportaje, sí señor.
Me quedó una duda: ¿has viajado solo?

PEDROHUELVA dijo...

LAURA.

Cierto, la mayoría de ellos, no tiene necesidad de nuestros artilugios eléctricos. Pero, es otr forma de vida en la que espero poder profundizar.

NARANJITO:
Me alegro de por tus presumimientos. Aunque esta aventura , es mas que un viaje, es una experiencia de vida.

JISE ANTONIO:

Gracias como siempre. Esta aventura es solitaria. Mi derecho matrimonial, no me da para estas obligaciones personales.