Seguidores

21 marzo, 2010

CORTANDO COJONES, SE APRENDE A CAPAR


Así de verde y tupido, estaba el terreno esta mañana. Osu Dios mío, cuanta hierva.



Cuando me compre este terrenito, después de acudir a no se cuantas charlas y congresos, sobre ecología y desarrollo sostenible, invitado por mi amigo Paco Bella. A quien agradezco desde aquí, su apoyo.

 Además de estar ya imbuido de ese ecosistema idílico, me leí no se cuantos libros de agricultura ecológica. Y claro también me hice de una mulita mecánica.


 Después de dos horas de arduo laboreo, la tierra tomo el color y la textura adecuada.




  Allá que va Pedro el agricultor ecológico, dispuesto a tener las mejores cosechas de tomates, berenjenas y demás.

 

 Ah compadre, cuando comenzaron a crecer las yerbitas  invasivas, no tenias manos ni espalda para eliminar tantas. Además coincidió con mi época fuerte de trabajo. El sembrado se parecía a la selva amazónica, tenia hasta lianas. Me pareció ver al Tarzan y la Chita, pero no estoy seguro.

 

 

Después vino la cosecha y yo que soy algo exagerao, sembré mas de lo debido. Cuando la producción se disparo, no tenia espacio en los frigoríficos, para tanto producto, tenia a toda la familia surtida y tuve que hacer trueque con el de la pescadería para dar salida a los tomates, ecológicos.

 Los plantones de tomates, berenjenas, pimientos, etc. esperando.

 

He dejado el terreno un año sin labor y de nuevo he acometido la tarea de la siembra, de momento, solo una pasada mulita.

 

 Que se aprende en el campo:

   Primero, que cortando cojones se aprende a capar y segundo, que el tiempo y el terreno mandan, no tu.

 

 

 


9 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Buen trabajo...

Musa dijo...

No sabes como te envidio!!!

Laura. M. dijo...

Sobre todo el tiempo... Aquí todavia nos queda para ver la tierra asi.
Pero yá tenemos en casa las primeras simientes puestas...
Ahí yá teneis la primavera. Esperamos que los tomates nos salgan de lujo como el año pasado... Tú al menos haces trueque, en julio tenemos la ccosecha casi a punto y yá empiezan los "arrimaos"y amigos apreguntar por ella.
A cuidar el huerto con cariño que luego nos lo agradece.
Besos

Nano dijo...

Qué lindo terreno!! Me gusto la frase con la que terminas, creo que en muy cierta... Solamente la práctica hace al maestro...
Gracias Pedro por tus comentarios tan hermosos y tus palabras tan sinceras en mi blog... para mí fue realmente un honor.
Un fuerte y cálido abrazo!

Rocío Márquez dijo...

Si todo es ponerse, amigo Pedro.
Y, por cierto, ya podías haber titulado la entrada con algo más bucólico tipo: "mi campito", "sobre cómo me construyo mi locus amoenus" "el rinconcinto del Pedro agricultor", no se...
;-P
Un abrazo, ¡sufrido hombre de campo!

La Mary dijo...

hijo, que apañao eres..,anda que tu Espe no tiene que estar contenta contigo ni na, haces de todo, eh????
El campo este año esta demasiado verde..., hoy ya no he parado de estornudar, que primavera nos espera a los alergicos...

Besos.

alex dijo...

Habrá que pedir un platito de productos de tu tierra, jejej

Un besote cielo

SILVIA dijo...

"¡¡ Silbando al trabajaaar. Tiroriroriroriiiiiiiii !!"
Estás hecho todo un currante chiquillo. Me das envidia, que lo sepas. Me encantaría vivir en el campo. Es que soy de pueblo serranito, y lo echo de menos...
Besazos campeón!!!!

Tani dijo...

Querido Pedrito, para mi es casi un sueno poder algun día cultivar y cosechar mis propias verduras y frutas, siempre me ha gustado.
Un beso y animo con el trabajo