Seguidores

24 junio, 2010

SAN PETESBURGO, de templos va la cosa




 

En el menú, no podía faltar, un plato de ensaladilla rusa.  Que se parece poco a la nuestra y además fue inventada por un español, creo.


 

 







 

  Tampoco faltaron los osos, este era  simpático y te chocaba la mano.






Según nuestra guía en San Petersburgo, la compañera Svieta, en su ciudad todo era grande, la mas grande, la mas de la mas. Contemplando las columnas de esta iglesia, corroboro sus afirmaciones.

 

  El pago de la entrada, para la visita, también era grande, como todo.

 





 

   Cúpula de la catedral de San Isaac .Para ser un país que durante décadas, abolió la religión, esta se ha retomado con fuerza y los templos han recuperado en poco, su antiguo esplendor. La mayoría de ellos, durante el era comunista, se dedicaron a granero, como este  u otros menesteres industriales.

 


 

 

  Los velorios, tiene diferentes formas, redondos, ovalados o rectangulares, estos últimos, se usan para alumbrar a los fallecidos.

 

  Se pone una sola vela por los familiares mas directos, .Nosotros tres, hija, esposa y esposo.

 

 



 

Otro oso más. Los de Travelplan, nos llevaron a un par de restaurantes con osos, suponemos que era una cadena. Lo raro del asunto, que casi todos estaban en medio subterráneo y solo entrábamos el grupo de españoles. La guía nos aclaro, que como somos tan ruidosos, los del país, no quieren comer con nosotros y pocos restaurantes admiten estos grupos. Lo cierto que ellos son silenciosos. Pero para ruidosos los italianos, no había quien desayunara con ellos. Que bulla quillo.



Todito el techo y las paredes, eran puro mosaico, que diría un mexicano. Por cierto que no había latinos por el lugar.

 









 

Por la magnitud de la obra, lógicamente, los mosaicos, no eran de una factura, tan minimalista como los empleados en los templos romanos. Pero ante tanto color, había que rendirse. Mejor dicho, levantar el pescuezo. Que dolor de cervicales.

 






Más símbolos. El águila bicéfala de los zares. De oro, no podía ser menos.

 

 Esta tiene la particularidad de ser tricéfala, para que vista desde cualquier punto, siempre se vean dos cabezas.

 

 


----

Catedral de la Sangre Derramada, se refiere a la sangre de un zar, aunque después le añadieron lo de Cristo.

Magnifica obra arquitectónica de un belleza supina, en un marco inigualable. Cúpulas doradas en pan de oro y otras de cerámica, aun más costosas que las doradas. Los rusos, empleaban una técnica del dorado, con inclusión de metales pesados, altamente tóxicos para la salud, pero de enorme durabilidad.

 

 



 

 

 

Mil y un detalles tiene la fachada de esta catedral de la Sangre derramada de Cristo. Solo la fachada, merece un día de contemplación. Sugerencia, para cuando la visites, llévate unos gemelos, para poder apreciar todo lo construido. Hay unos mosaicos, de gran factura en el exterior.







Estos de San Petersburgo, se lo montaban bien en cualquier época. Detalle de los faroles, que alumbran la fachada de la actual librería Singer, en la calle, más bella del mundo, dicen.

 

 La librería es digna de visitar, café, zona de lectura y todos los idiomas. El nuestro menos, por que se acabaron esas magnificas relaciones con Cuba y antes era otra cosa, según nos cuentan. Casi todo se publicaba en castellano.

 

 





 

Una plaza soleada, con los petesburgueses tomando el sol, deporte nacional y una bella imagen del edificio Singer a la izquierda y del imperialismo yanqui a la derecha.  Estos mamones, están en todos sitios.

,,,,

 


.los fervientes devotos, rezan, guardan enormes colas y besan a su virgen de Kazan. La iglesia ortodoxa, ha sabido traer a los jóvenes a sus templos y se ven verdaderos ejemplos de devoción respetuosa.

 

 

...


 

Algo sorprendente y admirable, la pulcritud en las calles sovietizas, máxima en esta ciudad. No se veía un papel en el suelo. Llego mi ESPE y tiro el primero, se cargo mi rapapolvo.

Hay, hay, no me he dado cuenta.

  Cuanto tenemos que aprender.

 

 



Este edificio, no se exactamente cual fue su función en tiempos, pero por lo feo, lo solidó y la pinta, tu mismo.

 

 

Primer dia real en la ciudad de Pedro El Grande y de otros que le siguieron.

 

  Nos alojaron en el hotel Park Inn , que se encuentra en la avenida Nevski, la calle mas popular de la ciudad y mas bonita dicen. Este no era el hotel programado, pero en Rusia, esto es habitual. Tú contratas en España con Travel plan y ellos contratan con una agencia local, que es la que te atiende.

 

  La guía que nos toco, magnifica, Svieta. Simpática, atentan y profesional. Todos estuvimos contento con ella.

 

El hotel era casi nuevo, en recepción de castellano nada, mucho ruso y un poquitin de ingles. El ultimo día, habían contratado a una traductora. Detalle por parte del hotel, pero nos marchábamos.

 

  Lo del idioma, yo le lleve a risa, primero por que lo de las señas no es lo mió y mi ESPE, es tan expresiva que el interlocutor se perdía y yo me partia de risa.

 

Pero para risa, cada vez que tenía que pedir la bebida para la comida. El primer día, pedí una cerveza, me pusieron un Vermú blanco. Otro pedí una copa de vino blanco, en medio ingles, me pusieron una de tinto, cuando pedí tinto, me pusieron blanco. Aprendí a pedir, gracias a mi amigo Juancho y  Ana, una- PIVO-, cerveza en  su idioma, y ahora me preguntaban que tipo, y hay empezaba el lió.  

 

Pero que conste que bebí todo lo que me pusieron, hasta el Martíni, que por cierto me gusta.

 

  Este primer día, nos tocaba una panorámica de la ciudad y después de comer libre.

  Así que, visita a las iglesias o catedrales y a llenarnos la vista de iconos. Mi ESPE y yo, todo el tiempo con los dientes largos, por las maravillas icnográficas que veíamos. ESPE, colecciona iconos y yo los pago, como esta mandao.

 

 La avenida Nevski, es la arteria principal y recorriéndola, a derecha e izquierda, con poco desplazamiento, te vas encontrando todos los edificios importantes  y por si fuera poco, te puede tocar delante  o de frente, a una de esas rusas, de larguisimas piernas, de cortisimas faldas y de tacones de vertigo. Que mal lo pase chiquillo.

 

Yo pensaba, vamos a ver, cuando estas niñas han nacido, en teoría, el país estaba casi pasando hambre,¿ como han podido crecer tanto?.

 

 Entramos en una farmacia y detalle curioso, la mayoría de las medicinas son las mismas que por aquí, pero en cirílico y además, las  mas habituales las suelen tener en estanterías, al alcance del publico. Claro que la jefa, estaba fuera del mostrador.

 

 

 Ya sigo, si quieren.

 

 

10 comentarios:

Felix Casanova dijo...

Pedro...

Pues claro que queremos que sigas ¡como no¡ las vidrieras y los mosaicos son una auténtica maravilla, y una de las joyas de la religión ortodoxa. Veo que dió para mucho esta jornada, y también veo que te bebiste hasta el agua de los floreros, jaja. ¿a ver? ¿una guía que contratas con Travel que a su vez contrata con una agencia local? ¿No podría saber al menos un poquito de castellano? Espero que al menos mereciera la pena ;) fotos, plis.

Un abrazo amigo y espero ansioso las siguientes jornadas.

Noelplebeyo dijo...

una maravilla de ciudad...

Laura. M. dijo...

Que fotos más bonitas!!

Vamos que has visto monumentos por todos los sitios de todas las clases religiosos de carne y hueso...

Con el idioma nos pasa a todos igual, si nos ves a nosotros con unos alemanes...Como los indios,pero nos entendinos.

Hombre estaría mal que nos quedaras a medias, tú sigue...Nostros leemos...

Un beso.

PEDROHUELVA dijo...

Felix, laura y Noel.

mi agredecimiento, por el seguimiento y aliento.

La Mary dijo...

Hola Pedrito.., un poco tarde pero yo siempre llego.
Menudo viaje te has pegao!!! Lo del idioma seguro que es un poco agobiante el quererte comunicar con alguien y que no te entienda...., yo me hubiera desesperao y seguro que hubiera dicho todas las palabras mal sonantes del castellano pero bueno..., algo mas para recordar, no???? y asi probaste mas bebidas.

La proxima entrega seguramente la leere desde Bcn.

Besos.

PD. Nuevamente me voy y no me tomo ese cafe o lo que sea contigo. No se lo digas a nadie pero me estoy planteando quedarme en la ciudad condal para siempre...

Jose Antonio Bejarano dijo...

Bueno, yo lo que quiero saber es si llegaste a tener algún tropiezo con agentes del KGB... o hiciste alguna foto indebida...

Zinquirilla dijo...

Sigue contando, las fotos son preciosas.

Y si estás aburrío, tienes un cuestionario de un meme que te he pasado ;-)

PEDROHUELVA dijo...

amigo j. Antonio.

Creo que de Rusia, nos han contado más cuentos de los necesarios. Tu te acuerdas del tío de la manteca o del hombre de la capa( tema tratado por el maestro Felix) , pues igual ocurre con el país de los fríos. Mucho cuento.
De todas formas, yo soy un viajero pacifista.

un saludo .

Tani dijo...

Pedro, que hermosas fotos, me encantaron esas columnas monumentales, y bueno, los líos del idioma. Porque eso sí, entender ruso es imposible si no se conoce el idioma, y estamos los simples mortales tan poco relacionados con la cultura rusa...
En fin, veo que ha valido la pena. Esperamos lo siguiente
Besos

PEDROHUELVA dijo...

gracias amiga Tania, por estar hay.

un beso